Política

Panamá concedió asilo a Carlos Pérez, tras la sentencia en contra de El Universo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
16 de February de 2012 10:32

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció esta mañana, a través de su cuenta de Twitter (@rmartinelli), que dio asilo a uno de los tres hermanos Pérez, propietarios del diario El Universo.

"Acabo de darle asilo a periodista del Diario El Universo, Carlos Perez Barriga, multado con 3 años de carcel y 40 millones de multa en Ecuador", dice el mensaje.

El anuncio se realiza 10 horas después de que los tres magistrados de la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia, por unanimidad, negaran el recurso de casación, interpuesto por El Universo en el juicio que le sigue el presidente Rafael Correa por USD 40 millones y tres años de prisión.

Carlos Pérez Barriga no ha salido del país. Actualmente permanece en la embajada de Panamá en Quito. Así lo dio a conocer Gustavo Cortéz, jefe de información de El Universo. Él, conjuntamente con demás directivos y abogados del rotativo guayaquileño, estuvo en la rueda de prensa, que esta mañana se desarrolló en la capital.

Por su parte, Hernán Pérez Loose, uno de los abogados del Diario, aseguró que es ahora que el caso El Universo "realmente recién empieza". Esto, porque el caso será llevado a instancias internacionales, donde "sí se valorarán las pruebas".

El abogado, además, ratificó que este es un momento de crisis para el rotativo, por lo que prefiere esperar las medidas cautelares a favor para no pagar USD 40 millones.

"Hemos perdido esta batalla con las manos limpias", señaló Hernán Pérez, tras agradecer a los demás abogados de El Universo.

El Gobierno panameño en un comunicado de su Cancillería confirmó el asilo. Panamá opina en base a las informaciones disponibles que existe un “razonable temor por su seguridad personal”  (del director de El Universo).

El comunicado agregó que el asilo al periodista se otorgó en línea con la tradición panameña “de reconocer asilo a personas que, en circunstancias muy especiales, puedan tener el temor fundado por su seguridad personal o de ser perseguidos por delitos o motivaciones políticas”.