Tiempo de lectura: 2' 54'' No. de palabras: 452

Justin Bieber salió del hospital donde pasó la noche tras el percance sufrido en un concierto en la capital británica la noche del jueves, informó hoy el centro médico.

"Justin abandonó el hospital tras un control y a pesar de que todavía se siente un poco débil tiene previsto actuar esta noche", indicaron desde el hospital británico.

La amplia serie de conciertos en Londres está resultando bastante desastrosa para el cantante canadiense.

El jueves cuando estaba actuando ante unos diez mil espectadores en el O2-Arena tuvo que interrumpir el concierto por problemas respiratorios, según su manager, Scooter Braun.

"Desde el inicio del concierto se estaba quejando -relató el mánager- y está siendo tratado detrás del escenario", explicó el mánager a las fans, según se ve en un video en Internet.

El cantante, tras una pausa de 20 minutos en el concierto, siguió con la actuación y luego fue trasladado a la clínica, según el portal de celebridades "TMZ.com".

Bieber colgó una foto en la red en la que se le ve con el torso desnudo pero con los auriculares en una cama. "Me siento mejor. Gracias a todos los que esta noche me han acompañado.

Las mejores fans del mundo. Vamos a intentar esclarecer qué ha pasado", escribió el músico en Twitter. El pasado lunes, Bieber enojó a sus jóvenes fans y sus padres al inicio de sus cuatro conciertos en Londres por salir al escenario con casi dos horas de retraso.

Muchos se perdieron gran parte del concierto porque se tenían que marchar a casa. El manager de Bieber señaló que el médico había desaconsejado el jueves al cantante que no regresara al escenario, pero él quiso continuar con el concierto. Eso demuestra lo mucho que quiere a sus fans, escribió en Twitter: "Un joven fuerte. Una noche para estar orgullosos.

De nuevo vuelve a continuar con el espectáculo hasta el final. Lo da todo. Es un profesional. Ahora recupérate y descansa. Una extraña noche, pero orgulloso". Algunos fans acusaron a Bieber sin embargo de haberlo fingido todo para volver a recuperar su aprecio.

"Justin Bieber no estaba enfermo, fue un truco publicitario para calmar el enojo por su tardanza", aseguró un fan en Twitter. La propia estrella no se pronunció sobre la acusación, pero a principios de semana acusó a los medios de mostrarlo bajo el ángulo equivocado y poniéndole por los suelos.

La superestrella Bieber, conocida por su imagen inmaculada, ha sido noticia durante las últimas semanas por los cada vez más frecuentes rumores de drogas y largas noches de fiesta.

Califique
2
( votos)