Tiempo de lectura: 5' 24'' No. de palabras: 875

Mañana, cuando Carolina Aguirre entregue la corona, concluirán oficialmente los 349 días en los que se desempeñó como Miss Ecuador. En este período, a donde quiera que iba, siempre tenía a alguien que le jalaba los vestidos para pedirle que cantara; siempre una mano dispuesta a acercarle un micrófono para que proyectara su voz de soprano ligera. A veces, esta guayaquileña de 20 años cantaba a capella.

No solo les regaló 1 200 panes de pascua a los pacientes del Hospital de Niños Roberto Gilbert, en Guayaquil. También animó sus pequeños oídos cuando interpretó la balada Mi vestido azul, que aparece en la telenovela infanto-juvenil argentina 'Floricienta'. Ocurrió el pasado 15 de febrero.

No se limitó a llevarles vacunas gratuitas y desayunos a niños de escuelas fiscales en refundidas zonas del país. Además les cantó la romanticona Después de ti, de Alejandro Lerner. En otra ocasión, alegró la mañana de un grupo de madres con VIH cuando cantó para ellas Me dediqué a perderte, de Alejandro Fernández.

Unas semanas después de ser elegida como Miss Ecuador, Aguirre viajó a Atacames. El Alcalde le entregó las llaves de la ciudad; pero no sin antes sucumbir a la tentación de pedirle un gran favor: que cantara Amor prohibido, de Selena.

Su privilegiada voz fue el valor agregado que exhibió como Miss Ecuador. Las canciones que interpretó tuvieron -incluso- resonancias médicas, alivió a personas que lo necesitaban. A las madres de Solca les cantó el jazz The Way You Look Tonight. En la elección de Miss Continente, el pasado 29 de septiembre en el Palacio de Cristal de Guayaquil, fue invitada exclusivamente para que cantara Será, de Ricardo Montaner. El tema despertó más aplausos que la anticipada salida de las candidatas internacionales.

En la Noche Amarilla se paró en medio la cancha, agarró con soltura un micrófono y cantó a capella el himno barcelonista. El público la escuchó en silencio sepulcral. Cuando Aguirre terminó, por si aún quedaban dudas de cuál es el equipo de su devoción, lanzó un festivo "¡Que viva Barcelona!" que alborotó a la hinchada. La afinada voz que demostró esa noche, sin necesidad de fondo musical, para los hinchas equivalió a un gol de chilena y desde media cancha.

Cinco horas antes de que iniciara el partido, Aguirre deambulaba en las afueras del estadio para recolectar dinero para construir un Centro Oncológico en Galápagos.

El 29 de agosto, Aguirre organizó el concierto benéfico Unidos para dar, en el Teatro Centro de Arte de Guayaquil. El evento reunió a varias voces, entre las que se incluían la de Mariel Córdoba (su mamá), Omar Domínguez Castro, Nerio David, Freddy Rivadeneira, Carlos Vera Marcial y Ernesto Lamilla.

Los fondos recaudados los destinó al Hogar Calderón Ayluardo y a la Fundación Sor Dominga Bocca. Esa noche, Aguirre cantó música flamenca, con los temas De boca en boca y El meneíto. También baladas como Misty, Tenderly y Somewhere Over The Rainbow. Con su madre, de origen argentino, interpretó, a dúo, el tango Cantando.

En diciembre, durante su participación en el Miss Universo, en Las Vegas (EE.UU.), visitó con las demás candidatas internacionales un teatro de la ciudad sede. Era una visita ordinaria, no había ninguna función especial. Pero Aguirre se topó con un micrófono y se percató que estaba encendido. Así que se atrevió a cantar para todos el tema Over The Rainbow, que aparece en la película 'Mago de Oz' (1939) en la tierna voz de la actriz y cantante Judy Garland.

Al terminar de interpretarlo, Aguirre notó que tenía a su alrededor a decenas de periodistas de distintas naciones. Se habían quedado sorprendidos al escuchar una melodiosa voz que -según el baterista Ernesto Lamilla, allegado a Aguirre- "es capaz de enamorar".

La voz de Aguirre no se apagará luego de que entregue la corona. Después del Miss Ecuador, ella retomará sus estudios de periodismo y también de canto con el profesor Giovanni Molina. Además, en dos meses tiene previsto salir al mercado con su primer CD.

En este trabajo discográfico, que tendrá 10 canciones, incluirá sus versiones de temas clásicos del jazz como Misty, At Last y Tenderly; también de baladas como Será, de Ricardo Montaner, y una canción rock inédita: Frágil, compuesta por el argentino, radicado en Guayaquil, Nerio David Pérez.

Tendrá el acompañamiento del guitarrista Carlos Vera Marcial, el baterista Ernesto Lamilla y el pianista Omar Domínguez (quien también será el productor musical del CD). Aguirre tiene previsto hacer una gira nacional con su nuevo material discográfico.

Además, a partir del próximo 11 de marzo, será una de las conductoras del programa matinal 'Al son de un nuevo día', que transmitirá la televisora GamaTV. En este espacio estará junto a Saidel Brito, Valeria Mena, Bolo Rodríguez y Robin Martínez. Promete cantar también en televisión.

"Mi voz me ha permitido llegar a mucha gente que lo ha necesitado. Es un privilegio cantar para ellos".

Califique
2
( votos)