Tiempo de lectura: 1' 30'' No. de palabras: 239

El Cónclave de obispos que elegirá al próximo Papa deliberará sin plazos, sin urgencias y mediante un exhaustivo debate, anticipó ayer el padre Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

Los cardenales no "tienen ninguna prisa" por elegir al sucesor de Benedicto XVI y se tomarán el tiempo necesario para "profundizar sus reflexiones", afirmó Lombardi.

En realidad, los obispos llegarán al Cónclave después de haber intercambiado opiniones e informaciones, ya que la mayoría de los 115 "electores" han arribado al Vaticano.

De la lista de 115 con derecho a voto, desde ayer ya se encuentran en Roma 111 y se espera para las próximas horas el arribo de los cuatro restantes.

Los obispos comparten, mientras tanto, "información útil para las futuras decisiones", mientras se desplazan por los alrededores de la sede Oficial de la Congregación General, el lugar que concentra hoy la atención de los fieles católicos de todo el mundo.

"Creo que incluso se han tomado (los obispos) el tiempo disponible para que se organicen de acuerdo con sus prioridades de reflexión y de la necesidad de información", prosiguió el vocero vaticano.

La decisión de realizar ayer y hoy una sola sesión de la Congregación General durante la mañana, es un indicativo muy claro de que se alienta "un procedimiento de elección que desea ser muy profundo y no apresurado", anotó finalmente Federico Lombardi.

Califique
2
( votos)