Tiempo de lectura: 3' 40'' No. de palabras: 597

Pedro Carmona Estanga no está de luto. Y cree que tampoco lo están muchos de sus compatriotas. Así lo reseñó la mañana de este miércoles 6 el periodista colombiano Néstor Morales, director del noticiero de la emisora bogotana Blu Radio, que logró arrancarle una corta declaración con motivo del fallecimiento del presidente venezolano, Hugo Chávez. También ha pronosticado que "vienen tiempos difíciles para Venezuela".

El ex empresario venezolano devenido en catedrático universitario, de 72 años, es uno de los gobernantes de facto más efímeros y rocambolescos en la historia reciente de América Latina. Fue el protagonista de uno de los 'agujeros negros' en los 14 años de chavismo. Fue el rostro visible del movimiento que logró sacar del poder al Comandante bolivariano por unas 47 horas.

El 12 de abril del 2002, en un acto en el Salón Ayacucho del presidencial de Miraflores, el entonces dirigente máximo de Fedecámaras, el gremio de los empresarios, se autojuramentó como Presidente de la República de Venezuela. Lo hizo luego de la rebelión y del golpe de Estado en contra del gobierno constitucional de Hugo Chávez, en un episodio que en Caracas fue bautizado como 'Carmonazo' y que se saldó con 17 muertes. La asonada se produjo 10 años y poco más de dos meses después de la que protagonizara, en febrero de 1992, el teniente coronel de Paracaidistas en contra del entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

En su autoproclamación como gobernante de facto, tuvo tiempo para decir: "Yo, Pedro Carmona Estanga, en mi condición de Presidente de la República de Venezuela, juro ante Dios Todopoderoso, ante la Patria y ante todos los venezolanos, restablecer la efectiva vigencia de la Constitución (…) de 1999, como norma fundamental de nuestro ordenamiento jurídico…". También firmó el Decreto Carmona, que disolvió los poderes del Estado. De paso, puso término a todos los convenios con Cuba, el más fuerte aliado del chavismo.

La intentona golpista naufragó horas después por la reacción de civiles y militares, que reinstalaron a Chávez en el Palacio de Miraflores. El empresario fue apresado y colocado bajo arresto domiciliario, del cual escapó para refugiarse en la residencia del embajador colombiano en Caracas. Los errores y consecuencias de la asonada terminaron favoreciendo al Régimen chavista, coinciden observadores.

Desde el 2002, el ex empresario que en su país ha sido motejado como 'Pedro el breve', reside en la capital de Colombia. Este país le concedió asilo político en mayo de ese año. Un estatus que le impone, entre otras cosas, el silencio para no romper las condiciones del refugio que le fuera concedido.

En la actualidad, es el director del Instituto de Hidrocarburos y de la Maestría en Administración de Empresas y profesor de la privada Universidad Sergio Arboleda de Bogotá. En diciembre, según publicó el diario estadounidense El Nuevo Herald, conversó con el asambleísta venezolano Édgar Zambrano, de las filas del partido opositor Acción Democrática. Y le confesó que mantiene las esperanzas de retornar a su país, si recibe el beneficio de la amnistía.

La posibilidad de una amnistía para sus detractores la había esbozado el propio Chávez, días antes de las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Zambrano es uno de los impulsores del proyecto de Ley de Amnistía. También realiza un censo de venezolanos que viven en el exilio.

Haga click aquí para ver la infografía.

imagen

Califique
2
( votos)