Tiempo de lectura: 1' 28'' No. de palabras: 218

Unas 350 trabajadoras sociales del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) iniciarán desde el próximo 11 de marzo las visitas domiciliarias a cada uno de los beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano.

Así lo anunció hoy la titular de esta Cartera de Estado, Doris Soliz.

El plan arrancará con 1,2 millones de hogares en condiciones de pobreza, etapa que concluirá hasta el cierre del 2013.

Luego de esto, el MIES continuará con visitas a los beneficiarios de la tercera edad y a las familias a cargo de personas con capacidades especiales, que también reciben la subvención estatal.

Solis explicó que el plan tiene tres objetivos. Primero, observar el nivel acceso de las familias a políticas sociales para ampliar servicios como cuidado de niños en guarderías, asesoría en problemas de violencia doméstica, etc.

Segundo, evaluar la corresponsabilidad de las familias con el bono; es decir, si se está cumpliendo con los requisitos de enviar a los hijos a la escuela, a centros de salud, etc. Y, tercero, depurar la lista de beneficiarios.

"Ver si las familias ya han superado sus condiciones de pobreza, pero también dar un apoyo integral que pueden requerir estas familias”, dijo Soliz.   

Este año el MIES contratará 150 trabajadoras sociales adicionales para este plan.

Califique
2
( votos)