Tiempo de lectura: 4' 4'' No. de palabras: 675

Redacción Quito

La sala de espera  del Centro Médico de Especialidades San Pedro Claver recibe a más de  70 personas por día.

El espacio fue habilitado en el pasillo principal del centro,  ubicado en la calle  Manuel Alvarado, entre Francisco Rueda y Juan Barreiro, en Solanda, al sur.

“Me enteré de que había este centro por mi consuegra, Mariana Moreno. Me atiendo aquí desde hace una semana en la consulta externa de medicina general”, cuenta Ana Santamaría. “Hasta el momento recibí una buena atención por parte de los doctores”.

El centro médico fue gestado por la Fundación San Pedro Claver, creada hace 14 años. En 1998, con la ayuda de la comunidad,  se creó un consultorio médico. Desde el 2002, el ente  tiene el aval del Ministerio de Salud.

“La institución no tiene financiamiento, sino que nos mantenemos con el cobro de las consultas,  que es de tres dólares.  Ayudamos a la gente en silencio porque  tampoco hacemos publicidad”, precisa Pablo Castellano, médico  y director de la entidad.  “La gente es la que nos hace publicidad”.

Los pacientes copan el pasillo. Verónica Inte aguarda sobre una silla,  con su  hijo Jonathan Perugachi en brazos. Espera su turno.

“Vengo aquí desde el 25 de octubre del 2004 y los doctores son excelentes. Ahora vine  para hacerle un chequeo médico a Jonathan, tengo cita con la pediatra María Darquea”, dice la mujer.

Cuando la médica   revisa al pequeño comenta que recibe a un promedio de 30 niños por día. “Las enfermedades que más  atiendo son infecciones respiratorias y gastrointestinales”.

El centro está conformado por 10 consultorios, donde atienden cuatro especialistas en medicina interna, tres en pediatría y dos en  ginecología, traumatología, cirugía general, cardiología y odontología, de 08:00 a 18:00.

Además, ofrece servicio de  oftalmología, otorrinolaringología, gastroenterología, dermatología, nefrología, psicología, ecosonografía, neumonología y cirugía  plástica y vascular, con  un especialista en cada área.

El lugar  cuenta con farmacia. “El centro junto a la Fundación hace gestiones para conseguir  medicación más barata”, dice Castellano. “Lo importante del centro es que el paciente se atiende, hace exámenes y adquiere la medicación en  el  mismo lugar”.

“Queremos ayudar a la gente de bajos recursos. Los ancianos son  importantes para nosotros”.

Para  los adultos mayores, el centro creó un comedor. Allí se da de comer a un promedio de 72 personas diariamente. 

Elena Paz y Miño, directora del proyecto comedor, cuenta que la idea  nació  hace seis años. La congregación San Ignacio de Loyola buscó ayudar a los ancianos de  Solanda y darles almuerzo:  sopa y  plato fuerte y   jugo. El programa se extendió y es gratuito.

“Los viejitos  tienen una vez al año un control psicológico y tres veces  al mes, o cuando lo necesiten, un control médico”, señala. 

Hay 12 ancianos que no pueden ir a la instalación por alguna enfermedad, a ellos  les van a dejar sus almuerzos en sus domicilios. Los 60 restantes se acercan al lugar a las 11:30.  Firmas como la Pasteurizadora Quito ayudan.

Tenga en cuenta

El  Centro Médico San Pedro Claver  está ubicado en la calle Manuel Alvarado,  entre Francisco Rueda y Juan Barreiro, al sur de Quito. Atiende de lunes a viernes, desde las 08:00 hasta las 18:00, y los sábados,  de
08:00 a 12:00.

Para recibir atención, la ciudadanía debe acercarse a la caja y cancelar por la consulta médica (tres dólares). Luego debe  dirigirse  a estadística, donde una de las dos enfermeras de consulta externa toma  los signos vitales,  peso y  estatura del paciente.

La Fundación San  Pedro Claver también tiene un club diabético, en el que se dan charlas una vez al año a  80 personas. Tres veces al mes,  los médicos hacen un  examen de osteoporosis  gratuito  y en el tiempo de campaña de vacunación el centro médico presta sus instalaciones.
Califique
2
( votos)