Tiempo de lectura: 1' 40'' No. de palabras: 263

Escoltados por agentes de la Policía llegaron ayer los cinco detenidos por la muerte de Karina del Pozo al edificio de la Fiscalía de Pichincha, ubicado en el norte de Quito.

Vicente Reinoso, fiscal que lleva el caso, ordenó tres diligencias específicas: pruebas de ADN a los sospechosos, ampliación de sus versiones y toma de muestras de la tierra de la quebrada en donde hallaron a la víctima.

A las 09:00, peritos extrajeron muestras de sangre a los implicados. Los análisis se cotejarán con la sangre y los cabellos que Criminalística encontró en la camioneta Chevrolet color negro de Manuel S., uno de los detenidos.

Pasadas las 11:00, Reinoso tomó los testimonios de los cuatro hombres y una mujer aprehendidos el miércoles pasado por ser los supuestos autores del asesinato de la joven de 20 años.

"Se está haciendo el cotejo de la tierra a fin de determinar si corresponde al sitio donde se realizó el levantamiento del cadáver", manifestó Reinoso. Karina del Pozo fue hallada el pasado 27 de febrero en la quebrada de Llano Grande, en las afuera de la capital.

Para esta tarde, a partir de las 15:00, se tiene previsto que Juan Pablo V. rinda su versión en la Fiscalía de Pichincha. Esto porque en su casa se realizó la fiesta la noche del 19 de febrero, donde asistieron los hoy detenidos junto con la víctima.

Los sospechosos de la muerte de la joven guardan prisión preventiva en el Centro de Detención Provisional, desde la noche del jueves pasado.

Califique
2
( votos)