Tiempo de lectura: 9' 44'' No. de palabras: 1488

En el Día Internacional de la Mujer, la brecha salarial entre hombres y mujeres es una constante aunque la situación laboral varía de unos países a otros.
La situación laboral de las mujeres por países es la siguiente:

ALEMANIA: Según datos de la Oficina Federal Estadística (DESTATIS), la remuneración de las mujeres está, en promedio, un 23 por ciento por debajo de la de los hombres. En los últimos años, se ha registrado un menor índice de desempleo entre las mujeres aunque tienden a estar más tiempo sin trabajo.

ESPAÑA: De los cerca de seis millones de desempleados en España (un 26% de la población activa), según el Instituto Nacional de Estadística (INE), 2,79 millones son mujeres, que tienen además sueldos más bajos que los hombres, una brecha salarial que aumenta con la responsabilidad, el nivel jerárquico del puesto de trabajo y la edad, según un estudio elaborado por el Consejo Superior de Cámaras y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

REINO UNIDO: Las mujeres sufren más desempleo que los hombres y el 70 % que tiene trabajo (casi la mitad a tiempo parcial) gana de media un 9,6 % menos que sus colegas masculinos, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

IRLANDA: En la República de Irlanda la brecha salarial es de un 17 por ciento superior en los hombres respecto a las mujeres, según un estudio elaborado por la OCDE en 2012.

Por contra, el desempleo entre las mujeres se situó en 2011 en el 10,6 por ciento frente al 17,5 de los hombres, según cifras oficiales.

ITALIA: Según los datos del Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat), la diferencia de retribución entre hombres y mujeres en Italia es tan solo de un 5,3 %, respecto a la media de 16,5 % de la Unión Europea. Esta cifra se debe a que en Italia la proporción de mujeres que trabajan es inferior a la de otros países europeos, según expertos de la UE.

En Italia la cifra de desempleo femenino se sitúa en el 11,9 %, dos puntos por encima del paro masculino.

PORTUGAL: Según el último informe de la Comisión para la Ciudadanía y la Igualdad de Género (CIG), las mujeres ganan un 82,1 % del sueldo de los varones por el mismo trabajo. En cuanto a la tasa de desempleo, es casi igual entre sexos: un 17,1 % entre las mujeres y un 16,9 entre los hombres.

GRECIA: En 2006 un trabajador masculino ganaba 27.698 euros anuales, mientras que una mujer ingresaba 19.404 euros. También el desempleo afecta más a las mujeres (31,1 %) que a los hombres (24 %).

HUNGRÍA: Según datos de la Oficina Central de Estadísticas húngara los salarios medios de las mujeres equivale al 85,5 % del de los hombres, aunque en el sector público la diferencia es del 10 %. El desempleo femenino en Hungría a finales de enero de 2013 fue del 10,7 %.

AUSTRIA: Todavía perduran importantes diferencias salariales entre hombres y mujeres, sobre todo en puestos de poca cualificación, que pueden llegar hasta el 18 %, según la página web de la ministra para la Mujer. En febrero de 2013, la tasa de desempleo de las mujeres fue del 1,87 %.

REPÚBLICA CHECA: La diferencia más grande de salarios se produce en la esfera empresarial, donde las mujeres pueden ganar de un tercio a la mitad del salario de los hombres, mientras que el paro, cifrado en el 9,4 % a finales de 2012, afectó más a ellas, con un 10,6 %, que a ellos, con un 8,4 %.

BULGARIA: Las búlgaras deben trabajar hasta 40 días más que los hombres para tener los mismos ingresos y las diferencias en los salarios entre ambos sexos es de una media del 15,7 % a favor de los varones, según dijo a Efe Svetla Baeva, experta de la ONG Comité Búlgaro de Helsinki.

RUSIA: "Las mujeres en Rusia cobran entre un 20 y 30 por ciento menos que los hombres por el mismo trabajo", afirma la directora general de asociación IPSA, Marina Koroliova. El desempleo entre las mujeres es 4 décimas porcentuales menor que entre los hombres.

ISRAEL: Según la Oficina Central de Estadística de Israel, el desempleo afecta a un 6,8 por ciento de hombres y un 7 por ciento de mujeres.

PALESTINA: Según la Oficina Central de Estadística palestina (PBS) sólo un 16 por ciento de mujeres trabajan, frente a un 72 por ciento de hombres. Sin embargo, la concepción social de que la mujer debe trabajar en la casa hace que el paro femenino sea del 28 por ciento. Frente a los 26 dólares de media que gana al día un trabajador palestino, una palestina obtiene sólo 22 dólares.

PAKISTÁN : De acuerdo con datos de 2011 del Ministerio de Economía, la tasa de desempleo entre mujeres mayores de 15 años en Pakistán es del 9 % (el doble que para los hombres), pero esa estadística se basa en una estimación que excluye a tres cuartas partes de población femenina.

EGIPTO : Entre julio y diciembre del 2012, el desempleo entre las mujeres alcanzó el 24,7 % frente al 9,6 % entre los hombres, según el Ministerio de Planificación y Cooperación Internacional.

La experta del Centro Egipcio para Derechos de la Mujer, Ghada Lotfy, dijo a Efe que la ley garantiza el acceso de las egipcias al trabajo, aunque luego hay empresas que ponen restricciones a la contratación de la mujer.

ARABIA SAUDÍ: El Ministerio de Trabajo saudí impone a las empresas que haya una separación completa entre empleados y empleadas, salvo en casos excepcionales como los hospitales.

La ley no permite trabajar a las mujeres en 24 profesiones al considerar que no son adecuadas por las condiciones físicas que requieren y por su peligrosidad, entre ellas, las relacionadas con la minería, los sectores del petróleo y el gas, la construcción o aquellos trabajos que requieran estar a gran altura.

JAPÓN: En Japón hay 22,3 millones de mujeres trabajadoras, lo que supone el 42,7% del total de personas empleadas en el país. El desempleo, en un país cuya tasa suele rondar el 4 %, afecta menos a las mujeres que a los hombres, aunque la diferencia es de siete décimas (4,1 en el caso de las trabajadoras y 4,8 en el caso de los trabajadores).

MARRUECOS: Según un estudio de 2011 realizado por el Alto Comisariado de Planificación (HCP, siglas en francés), la diferencia salarial entre las mujeres y los hombres se sitúa en un 17%. La tasa de paro es de un 8,3% en los hombres y de un 9,8% en las mujeres.

BRASIL: Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), la renta de las mujeres creció el 22,3 % en la última década, pero aun así sus salarios equivalen en promedio al 73,3 % de lo recibido por los hombres.

La tasa de desempleo también marca diferencia de género, pues entre las mujeres es del 9,1 %, casi el doble de la registrada entre los hombres, del 4,9 %.

PERÚ: En los últimos diez años, las mujeres han ingresado al mercado laboral con mayor fuerza y pasaron de 58,4 % consideradas entre la población económicamente activa en 2001, a 65,2 % en 2012.

BOLIVIA: El mercado laboral boliviano está participado en un 45 % por las mujeres, pero el 90 % de ellas tiene empleos precarios, y más de la mitad de este grupo afronta una "precariedad extrema", según el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario.

REPÚBLICA DOMINICANA: En República Dominicana la brecha salarial es de un 16,6%, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El Comité Interamericano de los Derechos Humanos indica que un 5% del personal que corta caña en los bateyes del país son mujeres y que a éstas les pagan la mitad que a los hombres por ese trabajo.

COSTA RICA: Según datos oficiales de la Encuesta Continua de Empleo, para el segundo trimestre del 2011, la tasa de ocupación para las mujeres fue de 41,5%. El desempleo abierto es también mayor en el caso de las mujeres: 13,5% frente a un 8,2% para los hombres. En promedio, en el sector privado, las mujeres ganan un al menos un 26% menos que los hombres en el mismo puesto.

PANAMÁ : Según la Encuesta del Mercado Laboral del 2012, la tasa de desempleo de las mujeres (4,9 por ciento) es superior a la de los hombres (3,5 por ciento).

NICARAGUA: La brecha salarial entre mujeres y hombres es del 4 % a favor del género masculino, según ONU Mujeres. En tanto, investigaciones realizadas por la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg) muestran que los salarios de las mujeres están un 33 % por debajo de los ingresos de los hombres. Hasta el 2005, los hombres constituían el 68 % de la población ocupada, y las mujeres el 32%, según el último censo.

Califique
2
( votos)