Tiempo de lectura: 5' 17'' No. de palabras: 841

La recepción de las solicitudes de devolución por cobros que van contra la gratuidad cambió de sede en la Universidad de Guayaquil. Los estudiantes ya no se amontonan afuera de la oficina del rector Carlos Cedeño, en el norte.

Ahora hacen el trámite en una extensión de la Facultad de Ciencias Matemáticas en el centro de la urbe, fuera de la ciudadela universitaria. La gigantografía de una carta firmada por Cedeño da la indicación en la fachada del Rectorado. También los requisitos: solicitud firmada, copia de la cédula, copia de los comprobantes de pago y certificado de la cuenta bancaria para la devolución. Pero no menciona el plazo para la entrega.

Hace un mes, el Consejo de Educación Superior (CES) dispuso la "devolución inmediata de los valores pagados indebidamente por los estudiantes". El organismo dio un plazo de 30 días para ello.

El vicerrector académico, José Apolo Pineda, cree que ese lapso es muy corto para procesar las cientos de solicitudes receptadas. "Es un proceso en el que se deben tomar todas las seguridades; no puede ser muy a la ligera".

Hasta ahora, unos 1 000 pedidos han sido analizados. "El jueves (hoy) serán remitidos a las facultades para la revisión final y la devolución, de acuerdo con la Ley".

El lunes, cuando Inés López entregó su queja, Paola Velásquez, una de las encargadas de la recepción, le dijo que deberá esperar entre un mes y 45 días para que los USD 1 360,40 que reclama lleguen a su cuenta de ahorros.

"Yo estudiaba en la modalidad de intensivo y nos cobraron matrículas, cuotas de autofinanciamiento. Nos decían que la gratuidad no aplicaba en nuestro caso y eso era una falacia", dice esta egresada de Jurisprudencia.

En el 2008, cuando entró en vigencia la gratuidad, recuerda que junto a un grupo de la Facultad planteó una acción de protección por los cobros. Pero ese pedido aún no se resuelve.

Otra egresada de Filosofía, que no dio su nombre, reclama USD 400 que pagó por cursos de inglés. Ella dejó una carpeta en el auditorio de Ciencias Matemáticas.

El espacio fue adecuado en donde antes funcionaba la capilla de un colegio religioso. Junto a lo que era el altar, se instaló la mesa de recepción. "A diario recibíamos 1 200 pedidos; ahora, unos 200", dice Carla Álvarez, otra encargada.

El decano de la Facultad de Comunicación Social y ex funcionario del Gobierno, Kléber Loor, cree que los plazos que dio el CES no son fijos. En esa Facultad han recibido unas 60 solicitudes. Y calcula que deberán devolver unos USD 25 000 a los alumnos.

Esto luego de una revisión meticulosa de los recibos de pago, que incluso pasarán por las manos de un abogado fiscal. También se analizará si el estudiante no ha reprobado materias (si pierde el 30% de la malla curricular, pierde la gratuidad según la Ley Orgánica de Educación Superior-LOES) o si está inscrito en el mínimo de materias que ordena la Ley (60%).

El dinero para los reembolsos saldrá del presupuesto que recibe cada facultad por compensación de la gratuidad. Por este concepto, la U. de Guayaquil ha recibido fondos del Estado desde 2008.

En ese año recibieron USD 5,4 millones; en el 2009, USD 21,8 millones; en el 2010, USD 21,8 millones; en el 2011, USD 25 millones; y en el 2012, 29,4 millones. En este año, hasta abril, llegaron USD 10,7 millones.

Otro tema pendiente es el pago de la multa de USD 95 400 por infringir la gratuidad. El CES dio 15 días a la U. para saldar ese monto.

El vicerrector Apolo explica que plantearon un recurso de apelación, lo que les dará más tiempo para continuar investigando a las facultades con más denuncias (Filosofía, Ciencias Administrativas y Comunicación Social).

Según las quejas analizadas por el CES, Filosofía acumula USD 254 403 que aún no reembolsa a los alumnos denunciantes. La de Ciencias Administrativas suma USD 20 852 y la de Comunicación USD 21 005, solo por el caso de un taller de Diseño Gráfico.

"Pedimos a esas facultades que entreguen toda la documentación que, según sus autoridades, amparó que hicieran los cobros", detalla Apolo. La información será analizada por el departamento de Planificación Universitaria.

La cronología

  • El 14 de noviembre del 2008 se decretó la gratuidad de la educación superior pública.
  • La Constitución del 2008 y la Ley Orgánica de Educación Superior, de octubre del 2010, reafirman este derecho.
  • El 10 de octubre del 2012,  la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología recopiló 650 denuncias de cobros irregulares en la U. de Guayaquil.
  • Cinco días después, las autoridades de la U. ordenaron la devolución. No se cumplió.
  • El 12 de abril pasado, el CES dio su informe sobre la sanción.
  • 1 000 Pedidos tendrán una revisión final, desde hoy, antes de la devolución, según el Vicerrector.
Califique
2
( votos)